En Bahiana

En Bahiana


Una institución que tiene la tradición y la innovación como pilares. Una escuela de la salud que es referente y celebra más de seis décadas de excelencia en la formación de profesionales críticos, éticos y capaces para afrontar los retos y demandas de la sociedad contemporánea. Esto es Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública, creada el 31 de mayo de 1952 y que, desde entonces, brinda asistencia a la población y valora la calidad e innovación en la educación superior. Una institución que, con el tiempo, también se ha convertido en un referente en asistencia, programas de divulgación y en investigación e innovación, con relevantes aportes a la salud de la población.

Infografia Bahiana En números 040821

 

Fundadores

Adelaido Ribeiro

Adelaido Ribeiro, nacido en Sergipe, nació el 23 de septiembre de 1904, hijo de Domingos Alves Ribeiro y Arabela Cotias d'Assunção Ribeiro, en la ciudad de Estância.

Ingresó muy joven a la Facultad de Medicina de Bahía, donde se graduó en 1926. Especialista en Radiología, creó el Instituto de Radiología de Bahía. También coordinó el servicio de Radiología de dos grandes hospitales de la capital bahiana: el Hospital Español y el Hospital Santa Izabel.

Compartió su vasto repertorio científico con la comunidad académica brasileña, actuando como profesor en la Facultad de Medicina de Bahía y en la Facultad de Ciencias Médicas de Río de Janeiro. En 1952, fue responsable de uno de los grandes hitos de la educación médica en el Norte / Noreste, fundando la Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública.

Adelaido Ribeiro tuvo una carrera dedicada a la salud pública, habiendo sido miembro de la Liga Bahia contra la Mortalidad Infantil y secretario de Salud y Bienestar Social de Bahía desde abril de 1964 hasta enero de 1966.

André Negreiros Falcão

André Negreiros Falcão nació en 1895, en el municipio de Queimadas, en el interior del estado de Bahía. De joven se trasladó a Salvador, donde ingresó en la Facultad de Medicina de Bahía. Completó el curso en 1924, comenzando, en el mismo año, una brillante carrera en el área médica - especialista en Enfermedades Endémicas Rurales, puso su talento al servicio de la Rede Ferroviária Federal.

De regreso al interior, se instaló en Serrinha, ciudad vecina a Queimadas, donde sus acciones transformaron la realidad de la región. En ese momento, además de desempeñar el rol clínico y obstétrico, Negreiros Falcão fue responsable de la creación de la Casa de Salud Serrinha. El reconocimiento a sus invaluables contribuciones a la salud pública llevó a André Negreiros Falcão a una sólida carrera política. Durante más de tres décadas asumió el cargo de Diputado de Estado en varias ocasiones, defendiendo con celo los intereses de la población bahiana.

La intensa actividad parlamentaria, sin embargo, no fue suficiente para mantener al profesional alejado del entusiasmo por la profesión clínica. En Salvador, Negreiros Falcão fue director de Casa Ernestina Guimarães y geriatra en el Hospital Santa Izabel.

En 1952, entendiendo la necesidad de crear una nueva escuela de medicina en Salvador, Negreiros Falcão fundó, junto con otros importantes líderes médicos de la capital, la Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública. Por lo tanto, se consagró el legado del político dedicado y médico apasionado.

Antônio Simões da Silva Freitas

Antônio Simões da Silva Freitas nació en Salvador, el 30 de abril de 1903. Realizó sus estudios iniciales en su ciudad natal, bajo la dirección del prof. Possidônio Dias Coelho, completándolos en el Gimnasio de Bahía. En 1922 ingresó en la Facultad de Medicina de Bahía, licenciándose en Medicina en 1927. Se especializó en Urología y Enfermedades Venéreas y ejerció, con escasa competencia, la clínica urológica hasta 1960.

En su largo y productivo camino, Antônio Simões, como mejor se le conocía, ejerció las múltiples funciones que le fueron encomendadas con integridad, espíritu público, dedicación y humildad.

Brindó servicios relevantes para la salud pública, habiendo realizado varias campañas de salud a lo largo de su carrera e inaugurado el Departamento Municipal de Salud. Y fue uno de los fundadores y profesor de Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública, además de ser el primer presidente de la Fundación Bahiana para el Progreso de la Medicina y fundador de la Academia de Medicina de Bahía.

Antônio Souza Lima Machado

Arístides Novis Filho

Colón Moreira Spinola

Colombo Moreira Spínola reunió a múltiples y reconocidos talentos.

Como médico, acogió a ricos y pobres con igual dedicación. Para los ricos, abrió su intimidad, dando todos los ejemplos edificantes de honestidad, rectitud de carácter y honestidad. A los pobres, abrió su corazón y creó la Fundación Santa Luzia, guardando para cada uno un mensaje personalizado de optimismo, individualizando la masa compacta de quienes lo buscaban, en la esperanza de una medicina humanizada enriquecida por las virtudes de quienes la profesaban. .

Hombre de letras, produjo crónicas sin pretensiones y comentarios oportunos, algunos de ellos verbales, de los que emanaba una profunda cultura humanista, basada en clásicos antiguos y contemporáneos.

Colombo Spínola ejerció, a lo largo de su carrera, diversos deberes, cargos y funciones públicas, siempre enfocados en los intereses de la población. Dadas las aspiraciones de Bahía, amplió las oportunidades de educación superior en el estado, con la creación de Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública.

En la Fundación Santa Luzia, el profesor y pionero de la oftalmología promovió la difusión del conocimiento, durante varios años, a innumerables generaciones.

Francisco Pinheiro Lima Jr.

Francisco Pinheiro Lima Jr.nació en Pojuca, Bahía, en 1918.

Siguió una carrera sacerdotal, completando su formación en la Universidad Gregoriana (Roma) en 1948.

Se dedicó, sobre todo, a actividades relacionadas con la docencia, en el Seminario Mayor de Bahía y en la Facultad Católica de Filosofía, que se convirtió en uno de los puntos de partida para la creación de la Universidad Católica del Salvador (UCSal). En varios períodos, se desempeñó como director del Instituto de Filosofía y Ciencias Humanas de la Universidad. Posteriormente, optó por dedicarse exclusivamente a la docencia.

Aunque manteniendo vínculos con institutos religiosos, ingresó a la facultad de la Facultad de Filosofía de la Universidad Federal de Bahía, donde defendió tesis doctorales y cátedras, convirtiéndose en catedrático mediante concurso. Alcanzó una posición destacada entre los estudiosos de la filosofía brasileña, habiendo realizado estudios pioneros sobre la evolución de las ideas filosóficas en Bahía.

En 1952, consciente de la demanda latente y urgente de formación de profesionales de la salud en el estado de Bahía, Francisco Pinheiro se unió a líderes médicos y políticos de la ciudad de Salvador para crear una nueva institución educativa. Así nació el Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública.

Fueron sus compañeros en la fundación de la Bahiana los doctores José Santiago da Motta, Antônio Simões da Silva Freitas, Orlando de Castro Lima, Jorge Valente, Adelaido Ribeiro, Aristides Novis Filho, Antônio Souza Lima Machado, Colombo Moreira Spínola, Urcício Santiago y André Negreiros Falcão, además del maestro de secundaria René Alfredo Guimarães y también el sacerdote Manoel Aquino Barbosa.

Jorge Valente

Jorge Valente se graduó en 1927, a la edad de 22 años, miembro de la promoción 111 de la Facultad de Medicina de Bahía (FAMEB / UFBA). Fue colega de Alicio Peltier de Queiroz, Carlos Rodrigues de Moraes, Hosannah de Oliveira, José Eugênio Mendes Figueiredo, José Silveira y Thales Olympio Góes de Azevêdo, entre otros, en una clase reconocida como una de las más brillantes de la historia de la escuela.

Allí se convirtió en catedrático de Urología Clínica, ampliando sus horizontes y organizando un servicio de nivel superior en la especialidad, en el Hospital das Clínicas. A principios de la década de 1950, al darse cuenta de la demanda de una nueva escuela de medicina en la capital de Bahía, formó parte del grupo de idealizadores que fundaron la Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública. Valente se convertiría en el primer director de la institución, elegido el 6 de diciembre de 1952.

De 1968 a 1970 fue también presidente de la Academia de Medicina de Bahía.

José Santiago da Motta

Nació en Muritiba, en el Recôncavo Baiano, el 14 de agosto de 1902, hijo de una familia numerosa, tenía 18 hermanos. Tuvo que trabajar para permanecer en el curso de Odontología en Bahía, donde se graduó como estudiante laureado. Antes de completar este curso, ya era estudiante de Medicina en la Facultad de Medicina de Bahía (FAMEB / UFBA), cuando se hizo amigo de su colega (Promoción de 1932) Orlando de Castro Lima. Como el curso de Odontología en Bahía está adscrito a la FAMEB, surgió una amistad con varios contemporáneos, algunos también fundadores de la Bahiana, como Jorge Valente, Antônio Simões y Adelaido Ribeiro.

Médico, estudió algunas especialidades, como Enfermedades Tropicales, Enfermedades Venéreas, con Urcício Santiago como colega, y Medicina Sanitaria en el Instituto Oswaldo Cruz, en Río de Janeiro, durante la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente, completó su especialización en Medicina del Trabajo y, creyendo que un médico debe comprender no solo las enfermedades, sino también la salud, estudió Educación Física.

Fue profesor, miembro de la Academia de Medicina de Bahía y trabajó en el servicio público. Se desempeñó como médico del Departamento de Bomberos y del Ejército de Brasil, fue director del Servicio de Salud Interior y también médico forense. Formó parte de la Junta Directiva de Embasa, naturalmente desde una perspectiva médica, ya que era el agua la que abastecía a la ciudad.

Murió en 1987. Su biblioteca fue donada a la Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública.

Manoel Aquino Barbosa

Manoel Aquino Barbosa nació el 29 de octubre de 1902 en la arraial de Oliveira dos Campinhos, distrito de Santo Amaro.

Desde la infancia cultivó el oficio religioso. Inició el apostolado en 1926, cuando fue nombrado coadjutor de la parroquia de Nazaret. Como sacerdote, su nombre estuvo ligado a diversas actividades de gran repercusión entre los bahianos.

Hombre de múltiples vocaciones, Manoel Aquino Barbosa hizo de sus pasiones su vida: periodista nato, publicó sus primeros escritos estando aún en el Seminario, emprendiendo la reforma material y editorial del diario “Era Nova”; también se dedicó a los estudios históricos, especialmente en lo que respecta a la Iglesia en Brasil, habiendo sido uno de los mayores coleccionistas de obras raras y propietario de una biblioteca privada muy rica, que contiene una colección de nuestra historia eclesiástica.

En 1935 asumió el cargo de archivero público, que ocupó durante veintiocho meses, reafirmando su dedicación al pasado bahiano y ejerciendo una oportuna supervisión para evitar la salida de objetos de arte a otros estados, incluyendo el primer listado de monumentos históricos en el estado de Bahía.

Orlando de Castro Lima

Orlando de Castro Lima es uno de los grandes nombres de la historia de la Bahiana.

Se graduó en 1932 en la Facultad de Medicina de Bahía. Su tesis doctoral titulada “Estados constitucionales en rinolaringología - notas de estudio” fue considerada la más brillante entre las defendidas por sus compañeros.

Inició su vida profesional en la práctica clínica y, en poco tiempo, ganó una vasta clientela en el campo de la otorrinolaringología. En el servicio público estatal, trabajó en el 2º Centro de Salud, donde destacó como un brillante clínico. Sus procedimientos quirúrgicos siempre estuvieron indicados con seguridad y adecuación, en un momento en el que no existían terapias comparables a las de hoy.

En Estados Unidos, realizó una pasantía en el Hospital St. Lucas y amplió sus estudios en la Universidad de Temple. De regreso a Bahía, instaló el primer servicio de broncoesofagología y endoscopia peroral en la Sala de Emergencias del Hospital Getúlio Vargas.

Fue uno de los fundadores de Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública, que dirigió durante muchos años.

Mientras estuvo a cargo de la escuela, construyó aulas, edificios administrativos, el ambulatorio del Hospital Santa Izabel, el Instituto de Perinatología de Bahía (IPERBA) y la biblioteca de la institución. Adquirió el dispensario de la ex Fundación Antituberculosa Santa Terezinha, donde hoy se encuentra el Centro Médico de Bahiana en el Campus de Brotas.

René Alfredo Guimarães

Urcício Santiago

Con un vasto currículum y una carrera de notable dedicación a la salud pública, Urcício Santiago nació en Salvador, el 5 de agosto de 1914.

A los 26 años ingresó en la Facultad de Medicina de Bahía, de la cual se graduó el 5 de diciembre de 1936. Inició una práctica privada y comenzó la actividad profesional en la Caixa Econômica Federal y en Viação Férrea Brasileira. Periodista y literato, fue un destacado humanista.

En 1940 se traslada a la ciudad de Castro Alves, para trabajar como médico en el Puesto de Higiene local. En el mismo año, asistió al Curso Intensivo de Salud Pública y, al año siguiente, a dos nuevos cursos, en Río de Janeiro.

En 1943 obtuvo el diploma de sanitario en el Instituto de Manguinhos y, ese mismo año, se matriculó en el curso de Organización y Administración Sanitaria. Fue nombrado jefe del Servicio de Salud Interior, director general del Departamento de Salud y finalmente secretario de Estado de Educación y Salud.

Se fue a los Estados Unidos en 1944 y pasó tres años en Boston, tomando un curso de Salud Pública en la Universidad de Harvard, de donde regresó con una maestría.

A su regreso a Brasil, fue nombrado superintendente de la Campaña contra las Enfermedades Venéreas, cargo que compaginó con el de Jefe del Servicio Médico Interior.

Fue uno de los fundadores de Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública, la Academia de Medicina de Bahía, el Instituto Brasileño de Medicina Rural y otras instituciones.

Na Bahiana, fue profesora de Higiene, coordinadora y profesora del curso de Salud Pública. También fue profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE) y catedrático de la Universidad Estatal de Feira de Santana (UEFS).