Notícias

Notícias

LA CLASE DE 1958 DA BAHIANA CELEBRÓ 50 AÑOS DE GRADUACIÓN EL ÚLTIMO DÍA 03 DE DICIEMBRE, A LAS 10 AM, EN EL SALÓN NOBLE DE LA ESCUELA DE MEDICINA, EN LA Unidad Académica NAZARÉ. CON MOTIVO, 16 GRADUADOS DE ESE MOMENTO FUERON HONRADOS POR LA ESCUELA. CONOZCA UN POCO DE LA HISTORIA DE LOS PIONEROS DE BAHIANA.

#

Cuota

fotomaterialsite.jpgViaje en el tiempo. Este es el sentimiento de quienes tienen el privilegio de pasar una tarde conversando con personalidades como la Dra. Lia Theresa Savastano Faria Ribeiro, la Dra. Lígia Sadigursky Cunha y el Dr. Walter Cunha. Un viaje que nos puede llevar al año 1953, cuando se incorporaron como alumnos a la clase pionera de la recién inaugurada Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública. 

"En ese momento, solo existía la Escuela Federal de Medicina. Y un grupo liderado por profesores como el Dr. Jorge Valente, Antônio Simões, Orlando de Castro Lima,Arístides Novis Filho, Adelaido Ribeiro y otros tuvieron la idea de crear una nueva escuela de medicina. Y luego, hubo un examen de ingreso muy duro, porque muchos postularon y las vacantes eran pocas, solo treinta. Cuando salió el resultado, tenían 43 aprobados. Así quedaron 13, aunque habían alcanzado la nota. Hicimos un movimiento y buscamos el apoyo de maestros y personas importantes para que estos 13 pudieran ser parte del grupo y ser admitidos. Así, teníamos cuarenta y tres ”. La historia es contada, con detalles, por el Dr. Walter Cunha, aprobado en 5º lugar, en el concurso.

 

En este momento, la Dra. Lia, quien obtuvo el primer lugar en el examen de ingreso al Bahiana, muestra un recorte de periódico con la noticia y la lista de los aprobados. "43 candidatos aprobados para la prueba de acceso a la Escola Bahiana de Medicina e Saúde Pública", lee, recordando que había 94 competidores.

 

en abril de 1953, el grupo comienza a tomar clases en las instalaciones del Hospital Santa Isabel, cuna del Colegio. Entre los maestros, el Dr. Jorge Valente, primer director de Bahiana, Audemaro Silvino Pinto Guimarães, Aníbal Muniz Silvany, Jorge Augusto Novis, Tripoli Gaudenzi, Newton Alves Guimarães, Estácio Gonzaga, Edgard Pires da Veiga, José Marinho Falcão, Adelaido Ribeiro y Francisco Pinheiro Lima.

 

Según el Dr. Walter Cunha, por ser nueva, la Escuela fue sometida a muchos prejuicios y, para enfrentarlo, Jorge Valente contrató a maestros de renombre internacional y nacional, como el uruguayo Herrera Ramos.

 

Entre los estudiantes, el ambiente era de identidad total. “Las dificultades que tuvimos al principio llevaron a la unidad y la creatividad. Hicimos todo lo posible para aparecer, no individualmente, sino como grupo, para crecer. Por ejemplo, cuando llegamos al sexto año, comenzaron las competencias pagadas y Jorge Valente dijo 'tú'. Hay que presentarse bien en estos concursos 'y nos presentaríamos nosotros mismos. Competimos con todos los demás estudiantes de Federal y ganamos el 80% de las vacantes ”, dice Walter Cunha.

 

Los colegas dicen que lo que inicialmente se consideró una dificultad se admitió más tarde como una ventaja. Un ejemplo de ello fue el hecho de que la Escuela opera en las instalaciones de Santa Isabel. Estar dentro de un hospital fue aprender todo el tiempo. Ya se estaba aclimatando a lo que sería el día a día por el resto de su vida. Según la Dra. Lia, "algunos empezaron a trabajar de inmediato, debido a esto".

 

Ella dice que las instalaciones de Bahiana, en un principio, constaba de un gran auditorio, uno pequeño, la sala de anatomía y los laboratorios. “No teníamos cantina y por eso íbamos a Baranita, que era un bar que estaba cerca”, dice.

 

"Pioneer es solo eso. Pioneer tiene que afrontarlo" Ligia Cuña Sadigursky

 

Ser la primera promoción de una escuela representa, entre otras cosas, no ser un estudiante de primer año. No pases por las novatadas. Entre otras cosas,fotomateriasite1.jpg también necesitas ordenar la casa. Y eso es lo que los nuevos estudiantes de la Bahiana. Luego organizaron y constituyeron el Directorio Académico Pirajá da Silva, cuyo primer presidente fue Carlos Ruy Tourinho.

 

Durante este período, también se lanzó el Jornal Estudantil. la lupa. La primera edición, hecha a mano en una hoja de papel rayado, costó CR $ 0,10 (diez centavos en un crucero) y todavía se encuentra entre los artículos de recuerdo del Dr. Walter Cunha.

 

Otra movilización del grupo, en ese momento, fue para las fiestas en la Residencia de la Universidad Federal (Corredor da Vitória), donde se reunieron los estudiantes. "Cuando llegábamos, nos poníamos una contraseña y nos quedamos bailando. En un momento, esta contraseña se cambió por un plato pequeño con tres dulces y tres bocadillos y una taza de refresco. En ese momento, nadie tenía dinero", recuerda la Dra. Lia Ribeiro.

 

La culminación de la trayectoria fue la graduación. “En ese momento, era muy común que el grupo que se formó se fuera de viaje a Europa. Como éramos pocos, hicimos sorteos y otros dispositivos para recaudar dinero. Luego tuvimos el apoyo de algunos laboratorios”, dice el Dr. Walter Cunha.

 

Y para quienes piensan que el apellido Cunha del Dr. Walter y el Dr. Lígia es pura coincidencia, se equivocan. Son el primer par de Bahiana. Sí, empezaron a salir, como muchos residentes hoy en día, en los turnos que tantos médicos tienen que dar en el ejercicio de su profesión.

 

Estas son algunas de las historias de los 43 pioneros de la Bahiana que fueron homenajeados en la ceremonia del 03 de diciembre. Felicitaciones a estos grandes médicos que pasarán a la historia de la medicina en Bahía y Bahiana.